#Relato01 Una Palabra Una Historia - Amor

¡Holis bigotudos! Sé que las iniciativas tocan mañana, pero me hacía mucha ilusión participar en esto así que he decidido publicarlo hoy. Como sabéis voy a participar en la iniciativa de "Una Palabra, Una Historia" del blog To Be Or Not To Be Consiste en escribir una historia a partir de una palabra, y puesto que la palabra de hoy es el amor, escribiré un relato sobre el amor.
Allá va.


-Entonces ¿estás segura de que cantarás esta canción en el próximo concierto? -preguntó mi profesora de canto al ver que le decía el título de un gran éxito de los años noventa. -¡"I Will Always Love You" es muy difícil!...¿Estás segura de que te esforzarás y deslumbrarás en el escenario a todos con tu voz?

"Siempre te amaré" el título de la canción me recordaba a él, poder cantarla delante suyo y mirarle a los ojos mientras afinaba con mi voz el título de la maravillosa canción de Whitney Houston. Sí, estaba segura de que cantaría esa canción.

-¿Nerea? ¿Estás ahí? -preguntó la mujer pacientemente esperando mi respuesta.
-Sí, perdon...-dije con una tímida sonrisa -la cantaré, estoy segura.
-No sé lo que te pasa últimamente, parece que estás en las nubes, no sé,  te desconcentras muy fácilmente y en cuanto me giro, ahí estás, envuelta en tus pensamientos. Mira a ver quién es el chico que te ha tocado ahí -señaló hacia mi corazón -porque lo llevas claro, cariño, necesitas mucha concentración para esto, nos vemos el próximo día. Piensa bien en lo que te he dicho,  Nerea, ah y estás enamorada.

¿Enamorada? ¿Estaba Laia segura? Llevaba años con ella, más de cinco años dándome clases de canto, me conocía bien, quizás tuviese razón, quizás estaba un poco ahí arriba. Pero no era para tanto, sólo pensaba en él a menudo nada más. Además, si sólo tenía dieciséis años, aún no sabía lo que era el amor. ¿Eran mariposas en el estómago cada vez que le veía? ¿Era que mis mejillas se tiñeran de un rojo profundo cada vez que me sonreía? No, no podía ser eso. Salí del aula de canto, pensando en él. Revisando la letra de la canción. "So I'll go, but I know I will think of you every step of the way, So I'll go but I know I will think of you every step of the way. And I, will always love you". Sí, Laia tenía razón, probablemente estaba un poquito enamorada, pero sólo un poquito no era para tanto. Caminé leyendo otro trozo de la canción, cuando de repente choqué contra algo, posiblemente el pecho de algún chico, sí, estaba duro, oh dios, no, no podía ser. Levanté la cabeza, efectivamente, justo lo que pensaba. 

-Perdón, -dije esbozando una tímida sonrisa -no iba mirando hacia delante, lo siento.
-Cuidado Nerea, la próxima vez, en vez de haber sido contra mí te podrías haber dado contra una puerta y tu dolor de cabeza sería el triple de fuerte -dijo Mario sonriendo -vamos, yo ya he acabado las clases, iba a buscarte, te acompaño a casa, enana.

Enana. Amaba que me llamara enana, consiguió sacarme una sonrisa con solo una palabra. Mario era así, su pelo castaño rizado, esos pequeños bucles que llenaban su cabecita, la cual estaba llena de notas, de acordes y de solos de guitarra. Se daba un aire a Nick Jonas cuando tenía dieciséis años. Esos ojos marrones pequeñitos y esos labios rosados que hacían su sonrisa más increíble aún. Me sacaba dos años, él tenía dieciocho y era el chico en el que pensaba todos los días. Él era mi primer pensamiento nada más despertarme y mi último pensamiento al acostarme. Nos tirábamos hablando por WhatsApp hasta las una de la madrugada y al día siguiente no había quién me levantara para ir a clase, pero me daba igual, estaba hablando con él. ¿Qué más daban unas clases?

Salimos a la calle, él con su guitarra colgada del hombro y yo con mi carpeta llena de las letras de las canciones que más apreciaba, las más melódicas y las que tenían voces increíbles, eran difíciles de cantar, pero el esfuerzo hacía que la mayoría de la gente que las escuchaban acabaran con los pelos de punta como si de unos pollitos se tratasen. Mi casa estaba cerca, junto al parque. Caminamos por una de las calles más habitadas de la ciudad, junto a la carretera general y ahí en frente, al cruzar un paso de peatones se encontraba el parque. Un Megane verde, nos dejó pasar. Atravesamos el paso y caminamos hacia el parque, unos niños pequeños jugaban al fútbol, al otro lado unas niñas saltaban a la comba. Por un instante recordé cuando era pequeña y jugaba con mis amigas en ese parque. Pasamos por un camino de piedras atravesando la zona de juegos y le sonreí, ya quedaba poco. Podía ver el portal de mi casa. 

-Bueno, ya hemos llegado -dijo con su preciosa sonrisa iluminando su cara.
-Sí, -contesté, notaba como mis mejillas ardían, siempre me pasaba lo mismo. Arg, lo odiaba, parecía un tomate. 
-Hasta mañana, Nerea, hablamos luego por WhatsApp -cogió mi mejilla con una de sus manos y me miró a los ojos sonriendo, depositó un ligero beso en la comisura de mis labios y volvió a sonreír- Adiós- dijo antes de doblar la esquina de la calle.

Un momento, ¿Acababa de besarme? Sí, definitivamente sí, acababa de besarme. Pero...¿por qué lo había hecho? ¿Estaba enamorado de mí? Puf, sin duda, no sabía lo que era el amor.



Bueno, y eso es todo, espero que os haya gustado. ¡Un beso!

Share this:

, ,

CONVERSATION

14 Pensamientos:

  1. *____________* ¡Que tierno! Por ahora los dos relatos que he leído son super tiernos. O, la pobre Andrea se ha quedado confundida...creo que la próxima semana necesitamos las palabra "Confusión", porque esto debemos saber como acaba -.- Al menos si hay cita, porque entre Mario y su enana hay algo.

    Escribes super bien, aunque eso lo sabes. Creo.

    ResponderEliminar
  2. Guau! Escribes super bien! Me encanta tu forma de expresarte. No me ha resultado pesado ni nada, y el final...Me ha gustado mucho,
    Bueno un beso!

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias, la verdad, la gente me suele decir que escribo bien pero intento mejorar como escritora, por lo que esta iniciativa estoy segura de que me ayudará. Me alegro muchísimo de que os haya gustado, ahora mismo me voy a leer los otros relatos. ¡Un besazo! <3

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho :D ,esta hermoso el relato ,yo ya escribi el mio ejejej
    un besote

    ResponderEliminar
  5. P-R-E-C-I-O-S-O... Escribes genial!

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias :) Me leeré los que hayáis publicado, ¡un beso! <3

    ResponderEliminar
  7. Que bonito *-* Este es el tipo de historias de amor que me gusta, ESTE TIPO :D
    Dios me gustaría ser Nerea en el momento del portal xD

    Un beso, Sakura149
    Posdata: Me gustaría que te pasarás por mi blog y me dieras tu opinión sobre mi historia :D

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de que te haya gustado, Sakura149. Claro, ahora mismo me paso, ¡un besito!

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, Lady Moustache, tienes un premio en mi blog. Muchas gracias por participar en mi iniciativa y apoyarme. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Oh muchísimas gracias por el premio, ahora mismito lo miro. A ti por crearla :')

    ResponderEliminar
  11. Que boniito! *^*
    Me ha gustado mucho esta historia :3

    ResponderEliminar
  12. Jo, muchas gracias, me alegro de que te haya gustado :3 Un besito <3

    ResponderEliminar
  13. Está genial xD Leí la parte del beso super despistada y luego cuando volví a leer de nuevo ese pedacito me pareció "Qué rayos, que emoción *A*" je
    Escribes muy lindo >w< y cómo vas relatando cada cosita, la convierte en un muy tierna historia *v*
    Besitos y Bendiciones °3°

    ResponderEliminar
  14. Jo, muchísimas gracias Gisela, un besazo :)

    ResponderEliminar

Si comentas, te dejaremos un comentario en tu blog.

Por favor, NO hagáis SPAM, NI SPOILER y tratad a nuestros bigotudos con RESPETO.

NO QUEREMOS URLS.

Si queréis QUE SIGAMOS VUESTRO BLOG ENVIAD UN E-MAIL A LIBROSGREENS@GMAIL.COM y si nos gusta, OS SEGUIREMOS.

Si queréis PUBLICIDAD/ PROMOCIÓN id a la SECCIÓN "PUBLI GRATIS".

Atte. Lady Moustache, Calíope y Mar.