Deconstruyendo #01 - "Hush, Hush"


Antes de nada, presentarme. Soy la nueva incorporación de Modus Leyendi, Andrea Madness. Podéis llamarme Ann, Némesis o Madness. Estoy encantada de que me leáis y ¡espero leer vuestras opiniones sobre lo que escribo! Y, sobre todo, que os gusten, os hagan reflexionar y/o conocer autores e historias nuevas.

Autor: Becca Fitzpatrick
Editorial: S.A. Ediciones B
Nº de páginas: 364
Saga: Hush, Hush #1
Precio: 9,95€
ISBN: 9788498729320
Sinopsis: Un juramento sagrado. 
Un ángel caído. 
Un amor prohibido. 
Nora Grey, una alumna aplicada en busca de una beca para la universidad, vive con su madre viuda en una granja a las afueras de Pórtland, Maine. 
Cuando Patch se convierte en su nuevo compañero de instituto, Nora siente a la vez atracción y repulsión hacia este extraño personaje que parece tener acceso a sus pensamientos. Luego se entera de que Patch es un ángel caído que quiere convertirse en humano. Nora está bajo su control, pero hay también otras fuerzas en juego y de repente se encuentra viviendo hechos inexplicables y en medio de una situación muy peligrosa. 

ATENCIÓN: Esta crítica contiene SPOILERS. Te aconsejo que, si tienes intención de leerte el libro -o la saga entera- no leas esta entrada. Si la has leído y quieres saber por qué considero que es una novela que no vale la pena, ni siquiera para leer el resto de la saga, aquí tienes mi crítica.

Tras el “boom” que supuso la saga Crepúsculo de Stephenie Meyer en 2008, que conllevó a una gran tirada de libros y sagas de vampiros, llegó en 2009 una saga que cambiaría a vampiros y hombres lobo por ángeles y demonios: Hush, Hush. Becca Fitzpatrick apostó por seguir en la línea de “novelas románticas sobrenaturales” y, a decir verdad, tuvo bastante éxito porque todas las chicas por aquel entonces querían un Edward Cullen… o un Patch Cipriano.

Yo, sinceramente, seguía enamorada de la temática vampírica y nunca me paré a leer la novela de Fitzpatrick… Hasta ahora. Diez años después. Diez años más de madurez en todos los niveles.
Qué horror.
Soy una persona que sigue leyendo romances sobrenaturales y novelas de fantasía porque son los que me hacen desconectar, los que considero “lectura fácil” o “ligera” porque tienen una sintaxis simple y amena. Pero Hush Hush se me atragantó demasiado. Se me hizo insufrible.
Quizá con 13 o 14 años esta saga me hubiera vuelto loca, como me volvió loca Crepúsculo o Lazos de Sangre (saga que, a día de hoy, me sigue enloqueciendo). Pero ahora, a mis 22 y tras haber leído y analizado muchas novelas románticas juveniles, y como consumidora asidua de lecturas de Wattpad (del que ya hablaremos más adelante)… Hush Hush se me antoja pobre y poco ambiciosa.
Y aquí os vengo a destrozar la primera parte de la saga. Y no, no pienso leer el resto.
Sé que en Modus Leyendi se reseñaron todos los libros de esta saga, así que quiero avisaros de que esto no es una reseña: es una crítica, voy a desmigar la primera parte y a deciros por qué, a mi ver, no es una novela nueva y por qué no es un libro que deberían tomar las adolescentes como referente.

La novela consta de unos treinta capítulos, pero hasta el número 22 no pasa absolutamente nada, y cuando digo nada es NADA. Son 22 capítulos de relleno, en los que prácticamente se cuenta el día a día de la protagonista, Nora con algún toque de misterio y algunas sorpresas que te hacen creer que va a pasar algo pero no, te lleva al hype para luego llevarte una decepción porque el desarrollo de los acontecimientos es ridículamente disparatado.

1. La trama

Para empezar y ponernos en situación, la autora nos escribe un prólogo ambientado en 1565 en Francia. No sé si es porque la saga es lo único que escribió en ese momento, o porque no se hizo un mapa antes de escribir (cabe destacar que hay escritores mapa y escritores brújula*, y no todos valen para ser del tipo brújula), pero no se entiende muy bien qué quiere mostrar la autora en el prólogo, si quiere impresionar, o decir que “de ángeles caídos va la movida”. Comienza nombrando a un tal Chauncey y lo trata como si todo el mundo lo conociera, como si fuese igual de conocido que Santa Claus. El prólogo nos habla de que este señor hace un pacto de lealtad feudal con un chico misterioso, pero tampoco queda muy claro por qué.

El comienzo de la novela en sí empieza en el instituto de Nora, en una clase de Biología. Es sorprendente cómo la escritora ha podido hacer que las primeras 200 páginas de la novela giren únicamente en torno a la clase de Biología, a los estudios de la chica, y quedarse tan ancha. Parece el diario de una chica de segundo de Bachillerato que vive por y para sacar una buena nota para acceder a la universidad. Y eso, querida Fitzpatrick, no llama la atención de nadie. Aquí la gente viene a leer novelas que les hagan evadirse de la realidad; no quieren abrir un libro y ver cómo Nora hace los deberes. Y eres muy pesadita con eso.

La trama principal, que sería el cómo Nora se enamora de Patch está muy mal desarrollada. Me gustaría saber CUÁNDO SE ENAMORAN. En serio, ¿cuándo? No saben nada el uno del otro y, para añadirle más “peros”, Nora se pasa la mayor parte del libro llamando a Patch “espeluznante”, asustándose de él, llegando casi a la agresión física por parte de él (como la escena del párking o la escena del cuchillo en casa de Nora) y, sin embargo, ella sigue expresando que le desea. No sé, yo no acabaría enamorándome de alguien que pienso que es espeluznante y que me aterra. 

Es típico en este tipo de novelas que la chica se vea en constante peligro para que el chico la salve, pero las escenas de peligro de Nora son muy forzadas y fatal narradas. Entre el del pasamontaña, Elliot borracho y empujándola contra la pared, la escena en casa con la psicóloga y la “pelea” final, Nora debería estar curada de espanto y aun así sigue fingiendo sorpresa porque todo le pasa a ella y hace cosas irrisorias como meterse al cine cuando la están persiguiendo para matarla. En serio, ¿nadie se quedó con cara de tonto cuando leía estas cosas a lo largo de la novela? Porque yo sí, y he llegado a sentirme estafada.

Y cómo no íbamos a hablar del argumento sobre el que gira la trama: Patch es un ángel caído que quiere ser humano. Para ello, tiene que matar a Nora porque es descendiente de un Nefilim pero no puede porque se ha enamorado de ella. Insisto en que no se demuestra nunca que se ha enamorado, solo nos pintan a Patch como un chico malo que acosa a Nora. Y mucho, además. Hasta el punto de volverlo incómodo y ridículo.
Además, la forma en la que se entera Nora de que es un ángel caído es lo más absurdo del planeta: le rajan la camiseta a Patch en una pequeña pelea sinsentido (y que no sabes por qué ha sucedido), se le ven dos cicatrices que forman una V invertida y Nora une dos y dos y busca EN GOOGLE ALAS + ÁNGELES + CICATRICES Y SE REVELA EL MISTERIO. ¿EN SERIO ERES TAN CUTRE, BECCA, DE REVELAR LA INCÓGNITA PRINCIPAL DE LA NOVELA CON UNA BÚSQUEDA EN GOOGLE? Aquí yo ya me tiraba de los pelos porque ya no sabía si reír o llorar. Pero ya habían pasado las páginas de relleno y me alenté a seguir leyendo diciéndome "venga, que ya llega lo bueno". Pista: nunca llegó.

No pienso hablar de las últimas páginas del libro, porque al parecer la escritora tenía prisa por soltar todas esas bombas y no daba tiempo a asimilar una cuando ya estaba soltando la siguiente. El final es abrupto y rápido, y hace que te sientas abrumado al mismo tiempo que te preguntas en tu subconsciente si ha merecido la pena leer tanto relleno para este final de mierda.


2. Personajes


- NORA GREY: Se nos presenta a la protagonista, Nora, que vive en una granja del s. XVIII a las afueras de la ciudad. Su padre falleció en un terrible ataque y su madre está siempre ausente debido al trabajo. Pero Nora no es solo una chica centrada en sus estudios. Es una chica que se nos antoja estúpida, muy inocente, ingenua y de carácter nulo. Todo el mundo la ningunea y la mangonea, ella se limita a ser sumisa y a decir que sí a todo.
¿En serio este es un modelo que muchas niñas pueden llegar a seguir porque esperan que un Patch entre en su vida? Nora no hace nada para defenderse del resto de personajes. Pierde el control de cada conversación e interacción en la que participa y, aun así, se las arregla para quedar bien y que las lectoras deseen ser ella. Cuando no quiere hacer algo, en vez de decir que NO, se inventa excusas. Cuando Patch intenta acorralarla y besarla, Nora le dice que se vaya. Cuando él no lo hace, ella dice: "Mis piernas se están durmiendo" ¿Qué? ¿Por qué dices eso en vez de apartarlo? Niña, si quieres que se vaya y no lo hace, ¡díselo de nuevo! DEJA LAS EXCUSAS.
Nora es la reina de las excusas; está toda la novela inventando excusas pésimas como la de este diálogo (sacado tal cual del libro):

Patch: ¿Qué haces el sábado?
Nora: Tengo un compromiso con lo de siempre
Patch: ¿Lo de siempre?
Nora: Hacer los deberes
Patch: Cancélalo
¿¡EN SERIO!?
Su vida tiene menos acción que la mía, y aun así se enamora de un chico del que no conoce su verdadero nombre y te lo pinta como si fuera algo normal. Pasa de pensar que es sexy a reconocer que no puede vivir sin él, sin que te des cuenta de cómo ha sucedido, de por qué se enamora, qué ve en él… No sé, esas cosas son las que realmente crean el “enganche” en una novela romántica, esos detallitos que hacen que el “shippeo” vaya in crescendo y tengas ganas de gritarle al libro “POR FAVOR, QUE SE BESEN YA”.

-PATCH CIPRIANO: Patch será el chico del que Nora se enamorará perdidamente (y sin que nos enteremos, literalmente). Pero se presenta como un acosador en potencia, sí: sabe todo sobre Nora y acaba de conocerla en la clase de Biología. Estas cosas harán que Nora se sienta incómoda y lo dirá en más de una ocasión en la novela: mencionará que a veces la vigila alguien y siempre atribuye que es Patch porque está en cualquier lugar donde ella vaya.
Por otro lado, las técnicas de seducción de este muchacho son muy extrañas. Patch va a saco: liga con ella desde el minuto 0 al mismo tiempo que la acosa. En los primeros capítulos ya deja claro que se quiere acostar con ella y lo demuestra dejándola en ridículo en mitad de la clase, alentado por el profesor de Biología.
Lo que más me sorprende es el estúpido enamoramiento típico de un crío de 13 años que presenta hacia Nora cuando debe de tener miles de años y, posiblemente, se haya enamorado más de una vez (y es así). Pero qué queréis que os diga, si su forma de enamorarse -y enamorar- es acosando a las chicas, haciéndolas sentir incómodas, poniéndolas en situaciones de peligro y, encima acorralándolas en contra de su voluntad, Patch me parece una persona extremadamente tóxica. Muy guapo y todo lo que queráis, sí. Pero MUY tóxica.

-ENTRENADOR McCONAUGHY: ¿Por qué un profesor de Educación Física tiene que impartir la clase de Biología? ¿Y por qué ese mismo entrenador luego NO IMPARTE LA ASIGNATURA QUE LE CORRESPONDE? Este personaje es la incoherencia en sí misma. Para empezar, creo que la mayor parte es culpa de Patch. Seguro que Patch influye en él a través de su mente para reorganizar la ubicación de los estudiantes en el aula, con el fin de acercarse a Nora. Y, cuando Nora trata de hacerle cambiar de parecer, diciéndole que se siente incómoda al lado de Patch LE DICE QUE DE AHORA EN ADELANTE SERÁ SU TUTORA PARTICULAR.
¿Por qué seguís permitiendo que alguien así sea docente? No mira por el bien de sus alumnos y tú, como lector, tienes que perdonar su comportamiento llegando a la conclusión de que es por culpa de Patch porque si no, te dan ganas de pegarle puñetazos a cada página donde interviene este ser porque parece que tiene un guisante en vez de cerebro. Lo que sí no es excusable, ni siquiera con la teoría de que Patch le controla, son sus comentarios de cuñado, esos comentarios rancios que parece que va a empezar a soltar chistes sobre negros y homosexuales. De verdad, en 2009 se veía hasta gracioso (por lo general) el humor negro y rancio, pero seguía estando mal visto. ¿Por qué fomentarlo en una NOVELA JUVENIL?

-VEE: No sé realmente qué decir de la mejor amiga de Nora... Solo que es un pelín estúpida y, al mismo tiempo, la única que parece tener dos dedos de frente en toda la saga. Estúpida en el sentido de cómo sigue una dieta "a colores" que se pasa por la torera y porque al principio le gustaba la idea de que Patch fuese su tipo ideal. Pero, a medida que avanza la trama, si obviamos la dieta que sigue presente en la historia (y no sé por qué, porque ni siquiera sirve de enlace con una subtrama), la actitud de Vee es la única salvable en general. Es la única que le advierte a Nora de que algo no anda bien, que Patch la pone en peligro y frena el carro al entrenador con comentarios bastante feministas en esta novela tan tóxica. ¿Por qué no se le da tanta importancia a este personaje? Si de verdad es la voz de la razón, ¿por qué insisten en dejarla como la amiga estúpida, cuando la estúpida es la protagonista?

-LOS ANTAGONISTAS: Podríamos resumir en este apartado a los tres antagonistas principales: Elliot, Jules y Dabria, la supuesta psicóloga. El desarrollo de los antagonistas es demasiado cliché y poco desarrollado a mi gusto.
Elliot se comporta como otro acosador en potencia. Su subtrama con lo de la muerte de su novia está muy mal desarrollada, tanto que cuando Nora va a Portland las dos veces a averiguar lo sucedido con esta chica, pierde el tiempo porque no avanza NADA en la investigación.
Dabria deja mucho que desear: es la (¡sorpresa!) ex de Patch y solo quiere separarlos. Pero yo hubiera explotado más el tema de las sesiones de Nora, de cómo Dabria, con la excusa de ser su psicóloga, intenta sacarle información, secretos, miedos... Pero no, se limitan a cortar el rollo desde la primera sesión y se acabó.
Jules tiene un desarrollo NULO pese a ser el VERDADERO ANTAGONISTA. Y Fitzpatrick pretende que nos sorprendamos cuando, al final de la novela, se nos desvela que él es que perseguía a Nora y ¡vaya! es el tal Chauncey DEL QUE NO SABÍAMOS NADA. Ah, sí, que era un Nefilim y poco más porque, a la hora de narrar cosas importantes, la escritora se pierde.

3. Clichés

Soy una obsesa de los clichés. Pasé tanto tiempo perdiendo mi vida entre las millones de lecturas posibles de Wattpad que ya sé cuántos clichés tiene una novela. Lo cual, para mi goce personal, es algo malo porque luego no disfruto las novelas románticas o juveniles como debería. En esta novela he encontrado nueve clichés y podría haber encontrado más... Pero, por mi bien, dejé de releer la novela:
CLICHÉ #1: Sientan a la protagonista con el misterioso chico nuevo con el que tendrá un romance futuro. Los sientan juntos porque, según el profesor, es importante "ser un detective" e investigar a tus compañeros. Con esto pretende explicar una de las funciones vitales: relacionarse.
CLICHÉ #2: La protagonista realizará escapadas a los sitios que frecuenta el chico misterioso con tal de conocer su entorno. Normalmente son sitios de mala muerte. Pero eh, no está obsesionada ni nada. Al final no se sabe si Nora acosa a Patch o viceversa.
CLICHÉ 3: Padres ausentes. Padre muerto y madre que no para de trabajar.
CLICHÉ #4: La protagonista se convierte en la profe particular de Patch porque SORPRESA: ella es la empollona de la clase y él el repetidor. Y porque así, el roce hace el cariño y se fuerza el romance. Pero ni con esas se ve cuándo se enamoran.
CLICHÉ #5: La “antagonista” del instituto que se mete con Nora y Vee es una animadora muy popular a la que todo el mundo desea.
CLICHÉ #6: Patch tiene una moto y a veces hace boxeo, de ahí el nombre de Patch (vendas). Igual su verdadero nombre se desvela el las siguientes partes de la saga, no lo sé, pero no pienso averiguarlo.
CLICHÉ #7: El chico tiene una ex que anda rondando por ahí, diciéndole a Nora que se aleje de él porque “no es bueno para ella”. Que al principio puede parecer que es un acto de hermandad feminista, que ella igual es un ángel que viene a advertirla de que Patch es malo, pero se recurre al cliché de la ex celosa porque ya van 7 clichés y este faltaba.
CLICHÉ #8: Patch huele a menta y humo, como el 99,99% de todos los badboys de este tipo de historias.
CLICHÉ #9: El motor del coche se les cala y casualmente hay un motel cerca donde van a dormir juntos porque no les queda de otra.

4. Incoherencias.

Sé que, a lo largo de esta crítica, he repetido muchas veces todos los sinónimos habidos y por haber de "absurdo" e "incoherente", pero es que me parece una de las novelas más tontas que jamás me he echado en cara. Aquí os pondré cinco, porque el resto las he ido explicando a lo largo del post:

INCOHERENCIA #1: No entiendo que, tras la trágica muerte de su marido, la madre de Nora deje a su hija de 16 años sola en medio de la nada (recordemos que su casa está alejada) durante semanas.y la madre, en vez de quedarse en casa con su hija porque lo NORMAL sería que tuviera miedo después de lo sucedido, se marcha como si nada. Se pasa la vida viajando por negocios y la casa de la chica está en el quinto pino de la civilización. Encima es UNA GRANJA DEL SIGLO SXVIII. ¿QUÉ NOS IMPORTA DE QUÉ AÑO SEA? Son detalles que podrían haberse explotado, como por ejemplo, que tuviera pasadizos o escondites secretos pero no, solo pretenden impresionar diciendo "la casa es muy vieja".
INCOHERENCIA #2: Nora se siente observada y perseguida durante toda la novela y no hace más que importarle tres pimientos. Es más, al principio cree que quien la observa por las noches es el fantasma de su padre Y SE QUEDA TAN ANCHA.
INCOHERENCIA #3: Si Patch no se llama Patch, sino que eso es un mote… ¿Cómo se llama en realidad? ¿Por qué Nora nunca le pregunta su verdadero nombre si siente tanta curiosidad?
INCOHERENCIA #4: La manera en que Nora y Patch se enamoran. MUY FORZADA Y POCO DESARROLLO. Ya lo he mencionado muchas veces, pero me gustaría saber en qué momento se enamoran.
INCOHERENCIA #5: El ataque a Vee por parte del sujeto pasamontañas. Si tan diferentes son una de la otra (recordemos que Vee está rellenita) y una es rubia (Vee) y la otra morena (Nora), ¿me estás diciendo en serio que el asesino no se dio cuenta que la del abrigo y paraguas no era Nora? ¿Y con el tema de la mendiga? La mata segundos después de que Nora se vaya del callejón ¿Y NO LA VE MARCHAR? Supuestamente tiene poderes sobrenaturales, estas cosas debería saberlas.

5. Opinión personal
Uno de los fallos que le veo a la saga es que, al estar contada en primera persona como si fuera Nora, muchos detalles se pierden. No puedes desarrollar subtramas, personajes secundarios y antagonistas con escenas extra porque todo va a girar siempre sobre Nora y me repito otra vez: a nadie le interesa ver el día a día de una estudiante de Bachillerato porque ya lo han vivido, lo están viviendo (aunque no precisamente en ese curso) o lo van a vivir. Quieren fantasía, una vía de escape, una historia que parezca real y con la que puedan soñar alguna vez con que les pase, como pasó con Crepúsculo o Cazadores de sombras. Pero para que un supuesto ángel caído les acose y solo tengan en mente hacer los deberes, no tiene sentido leer Hush Hush. Para eso no leer nada.
Otro de los fallos gordos que le veo son las escenas de acción. Igual la escritora debería pensarlas detenidamente, qué quiere que suceda, cómo quieren que acaben y no limitarse a poner acciones una detrás de otra sin dejar respirar al lector. La escena final en el gimnasio se me antoja torpe y precipitada, porque iba a caballo entre la acción y la revelación de incógnitas que nadie se hizo.
En general, esta novela no está bien planteada. Los personajes no están definidos y la manera en la que se revelan las cosas importantes se me antoja pésima.

Lo que sí que no me gusta de todo esto es el hecho de que muchas chicas quieren ser Nora, quieren a un Patch en sus vidas y, a día de hoy, sigo viendo memes y comentarios de muchas de esas lectoras refiriéndose a Patch y a ese amor que nunca tendrán. No me parece una novela que deba ser referente para las adolescentes, como tampoco la saga Crepúsculo o Maravilloso Desastre. Pero al menos en esas sagas el resto está bien: tienen desarrollo de acontecimientos y personajes bastante pasable, aunque sus personajes tengan comportamientos tóxicos pero, a decir verdad, muchas novelas adolescentes son tóxicas. Y espero que poco a poco ese comportamiento sea denunciado o eliminado en ese tipo de historias. 
No recomiendo esta saga, no solo por la toxicidad, sino porque la historia en sí no es nada buena ni está bien redactada. Hay sagas mejores y aquí, en Modus Leyendi, esperamos traerte muchas más.


Espero que esta crítica os haya gustado o, si eres de esas personas que amaban la saga y seguía amándola, te haga pensar. Piensa detenidamente, relee la saga si es preciso y no esperes un Patch en tu vida: hay gente mucho mejor.

Nos leemos.

*¿Qué es un escritor mapa y un escritor brújula? Descúbrelo AQUÍ


Share this:

, , , ,

CONVERSATION

0 Pensamientos:

Publicar un comentario

Si comentas, te dejaremos un comentario en tu blog.

Por favor, NO hagáis SPAM, NI SPOILER y tratad a nuestros bigotudos con RESPETO.

NO QUEREMOS URLS.

Si queréis QUE SIGAMOS VUESTRO BLOG ENVIAD UN E-MAIL A LIBROSGREENS@GMAIL.COM y si nos gusta, OS SEGUIREMOS.

Si queréis PUBLICIDAD/ PROMOCIÓN id a la SECCIÓN "PUBLI GRATIS".

Atte. Lady Moustache, Calíope y Mar.